Aplaudidos o negados durante meses, los resultados de las principales encuestadoras de Venezuela, que predijeron el triunfo del presidente Hugo Chávez en los comicios del 7 de octubre, dieron en el blanco.

Empresas como Hinterlaces, Consultores 30.11 y el Grupo de Investigación Social Siglo XXI (GIS XXI), vaticinaron que el mandatario vencería con más de 10 puntos de ventaja al candidato opositor, Henrique Capriles, su mayor contrincante.

Uno de los escenarios pronosticados por Hinterlaces en septiembre último, ubicaba al Jefe de Estado con un respaldo de entre 55 y 56 por ciento de los votantes, mientras el aspirante de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), lograba entre un 45 y 44 por ciento.

Por su parte, Consultores 30.11, en su último estudio público previo a la cita ante las urnas, auguraba la reelección de Chávez con un 57,5 por ciento de los sufragios, frente al 42,5 por ciento al que podría aspirar Capriles.

GIS XXI adelantaba un triunfo del dignatario con el 55,1 por ciento de los sufragios, mientras confería al candidato opositor el 44,9 por ciento de las boletas.

Finalmente, con todas las actas de escrutinio totalizadas, el mandatario obtuvo ocho millones 136 mil 637 votos (55,26 por ciento), mientras su adversario alcanzó seis millones 499 mil 575 (44,13 por ciento), según el Consejo Nacional Electoral.

Somos las encuestadoras “no confiables”, según los medios de comunicación privados, las que acertamos, porque otras como Consultores 21 son “confiables”, pero no aciertan, ironizó el director de GIS XXI, Jesse Chacón, en un foro que reunió a varias de esas instituciones.

Precisamente Consultores 21, junto a otras encuestadoras como Varianzas, aseguraban que Capriles arribaría al Palacio de Miraflores tras vencer en los comicios, o aludían a un supuesto empate técnico entre ambos aspirantes.

Datanálisis, por su lado, aunque contemplaba entre las posibilidades la victoria del mandatario, también incluía otro escenario con un empate técnico.

Las encuestadoras deben ser serias, se han dado resultados con las opciones “no sabe, no contesta” ubicadas entre 10 y 12 puntos, para decir que hay un escenario en el que gana Chávez, otro gana Capriles y por último un empate técnico, criticó Chacón.

Para afirmar esto, sostuvo, no hace falta hacer encuestas.

El presidente de Hinterlaces, Oscar Schémel, consideró el foro realizado el miércoles último como una excelente oportunidad para que el país conozca cuáles resultan las investigaciones y empresas de estudios de opinión más confiables.

Tales encuestadoras fueron atacadas y descalificadas por “presentar resultados que se comprobaron, ligadas a principios éticos y científicos muy sólidos”, refirió el directivo.

En agosto, el propio Schémel hizo referencia en conversación con Prensa Latina a la campaña por parte de seguidores y representantes de la MUD contra empresas con tradición y prestigio que daban como ganador a Chávez.

Precisamente sobre Hinterlaces, los ataques de la oposición fueron -en palabras de su presidente- particularmente obsesivos y feroces.

Creo que nuestro análisis e interpretación es lo que más ha exacerbado la campaña sucia contra nosotros, dijo entonces Schémel, quien comentó sobre la ofensiva por parte de un programa en la televisora privada Globovisión, y algunos profesores universitarios.

También la mayoría de nuestros clientes son empresas privadas, grupos económicos que utilizan nuestros estudios para establecer estrategias y tomar decisiones, y muchos de ellos son fuentes de financiamiento para la oposición, añadió.

Para políticos de este país, otra de las razones de esa supuesta guerra de encuestas que pretendieron imponer sectores opositores, residió en la construcción de una matriz de opinión para desconocer posteriormente la victoria de Chávez.

En ese contexto, el propio mandatario instó en reiteradas ocasiones a sus seguidores a votar masivamente, de modo que la brecha entre ambos candidatos resultara lo suficientemente amplia para evitar intentos de desestabilización.

El domingo pasado, con la brecha aún en 10 puntos porcentuales tras la cita ante las urnas, y cumplido el augurio de las encuestas más reconocidas, el aspirante Capriles y la Mesa de la Unidad Democrática reconocieron los resultados y el triunfo del presidente Chávez.

Lea la noticia completa en Prensa Latina