A simple vista parece todo menos un político. Pocas veces lo hemos visto vestido como tal, pero el hábito no hace al monje. Carismático, organizado, ha resultado mejor candidato que todos aquellos que ha tenido la oposición en anteriores ocasiones. Invicto en todas sus contiendas por cargos públicos hoy, este joven púgil enfrenta el mayor desafío de su vida: Destronar a un peso pesado en el marco de una campaña que muchos han calificado de alto performance. Venezuela al Día lo trae en exclusiva, a pocas horas de su gran momento.

-¿Por qué Ud. quiere ser Presidente de Venezuela?

-Yo quiero que nuestra gente progrese, sueñe con un futuro mejor y tenga oportunidades para tener ese futuro. Quiero que todos los venezolanos nos tratemos como los hermanos que somos y tengamos las mismas oportunidades sin importar de donde vengamos. Que el sitio donde nace un venezolano no determine su futuro y que cada uno sea capaz de labrarse un futuro de progreso. El progreso de cada venezolano es el progreso de nuestra Venezuela. Quiero que nuestro país se convierta en exportador de algo más que petróleo, que cuando revisemos las etiquetas de los productos diga “Hecho en Venezuela”. Tengo una profunda vocación de servicio y quiero demostrar que sí se pueden hacer las cosas bien, trabajando en equipo y escuchando a la gente para juntos construir las soluciones a los problemas que nos afectan a todos. Para ello vamos a convocar a los mejores, independientemente de su tendencia política.

-Llega el 8 de octubre y Ud. amanece siendo Presidente electo, ¿Cuál sería su mensaje para los venezolanos?

-Les diría: ¡Bienvenidos a la nueva Venezuela, la Venezuela del Progreso! Un país donde todos podrán progresar y alcanzar sus sueños, donde ningún venezolano perderá la vida por una bala perdida y todos los niños irán a la escuela. La construcción del progreso comienza el 8 de octubre y todos debemos participar. Venezuela nos necesita a todos. ¡Que nadie se quede atrás!

-Amanece el 8 de Octubre y Ud. pierde las elecciones ¿Qué hará en ese caso?

-El fracaso no es una opción. Nosotros no nos metimos en esto pensando en fracasar. Los venezolanos están anotados en este proyecto del futuro. El 8 de octubre le abriremos las puertas del progreso a nuestro país.

-Si la diferencia entre Ud. y el Presidente Chávez es pequeña, ¿HCR va a pelear sus votos?

-No tendremos que pelear nada. El 7-O se cumplirá la voluntad del pueblo. El 7-O llegará el progreso, la unión y la esperanza a nuestra tierra.

-¿Ud. será el Presidente que reciba a los que emigraron fuera de Venezuela?

-Nosotros les daremos muchas razones para volver a todo ese talento que se marchó en busca de una mejor calidad de vida. Este país nos necesita a todos. Juntos podemos construir la Venezuela del Progreso que todos queremos, aquí los estaremos esperando.

-En la actualidad el país esta polarizado y fragmentado. ¿Qué hará HCR, en caso de ser electo, para unificar los dos extremos?

-En la Venezuela del Progreso cambiaremos el puño por la mano extendida, porque todos somos hermanos de una misma tierra y para que nuestra Venezuela salga adelante es necesario que trabajemos en equipo. Se acabará el discurso violento y vendrá uno de paz. Nosotros vemos el poder como un instrumento promotor de la unión y el progreso. Quiero ser el Presidente de todos los venezolanos.

-¿Tendrá HCR una primera dama?

-Eso fue lo único que no le cumplí a Miranda, pero lo cumpliré en Miraflores.

-En caso de ser electo Ud. va a tener todas las instancias del poder en su contra: La Asamblea Nacional, el Tribunal Supremo de Justicia, la Contraloría General de la Republica, el Ministerio Público, el Alto Mando Militar, entre otros. ¿Cómo va a gobernar Ud. con toda esa estructura en contra?

-Todos queremos que Venezuela progrese y que los venezolanos tengan oportunidades para salir adelante. No imagino que algún venezolano desee lo contrario. Confiamos en que todos los que están en posiciones públicas sabrán estar a la altura de su compromiso y no de intereses partidistas.

-¿En qué basarán sus primeros 100 días de gobierno?

-Hace poco presentamos nuestro programa para los primeros cien días de gobierno. Allí contemplamos algunas medidas en distintas áreas, por ejemplo: Formaremos a más de 20 mil policías e iniciaremos el programa de desarme y destrucción de armas ilegales; resolveremos la situación de las 25 mil familias que están en algún refugio; crearemos un fondo para el subsidio de las medicinas de nuestros adultos mayores, dotaremos y acondicionaremos 80 hospitales; ejecutaremos el plan Eléctrico Nacional 2013-2018 y eliminaremos las multas eléctricas; iniciaremos más de 22 mil obras en las comunidades y generaremos más de 100 mil empleos a través de ellas; invertiremos 2.500 millones de bolívares en un fondo para el empleo de jóvenes y adultos; discutiremos más de 300 contratos colectivos vencidos y aumentaremos el salario mínimo a 2.500 bolívares.

-Ud. se ha dedicado a recorrer el país, pueblo por pueblo, ciudad por ciudad. Desde el primer recorrido de HCR como candidato de la unidad ¿Cuál es su balance a la fecha? ¿Como ha visto Ud. la receptividad del venezolano?

-Ha sido increíble. En cada pueblo, en cada rincón de nuestro país al que vamos, miles de venezolanos salen a la calle a recibirnos, a darnos su voto de confianza, con la esperanza de un futuro mejor para ellos y para sus familias. Cada vez son miles y miles los venezolanos que nos expresan su apoyo y su entusiasmo. La alegría de la gente es lo que nos da la energía para construir este camino. Ahora tenemos que transformar esa energía en votos para ganar el 7-O. Los venezolanos quieren un cambio, están cansados de tantas promesas, de tanta cháchara y de tanto engaño. Son 14 años esperando que las cosas mejoren, pero lo que este gobierno no hizo en 14 años no lo hará en seis años más, y eso la gente lo sabe. Nosotros no venimos a prometer, venimos a comprometernos con todos los venezolanos, venimos a desarrollar las capacidades de nuestra gente, a tenderles la mano que necesitan para que juntos saquemos a este país hacia adelante.

-Uno de los problemas que más preocupa al venezolano es la inseguridad del país. ¿Cuáles son las medidas que tomaría como Presidente para combatirla?

-Desde el primer día de gobierno nos pondremos al frente del tema de la inseguridad con toda la fuerza que tiene el Estado. Como te decía antes, iniciaremos la operación desarme y formaremos a 20 mil nuevos funcionarios, depuraremos los cuerpos de seguridad, sacaremos la política partidista de la institución y caerá todo el peso de la ley sobre aquellos funcionarios corruptos. Pero también tenemos que tener un sistema judicial que funcione y unas cárceles que sean verdaderos centros de rehabilitación. Nosotros no pretendemos desmontar la violencia con más violencia, la atacaremos con educación porque hemos comprobado que buena parte de quienes incurren en hechos violentos son jóvenes con edades comprendidas entre 14 y 27 años que no forman parte del sistema educativo y en ellos debemos enfocarnos. Queremos desarrollar las capacidades de todos los venezolanos para que puedan alcanzar el progreso sin verse tentados a delinquir. La educación es el camino para ello, con educación le abrimos las puertas a las oportunidades, al progreso.

-En materia económica, tenemos muchos años con un control cambiario que ha contraído la economía, desde muchos puntos de vista. ¿Cuál es la posición de HCR ante este tema?

-El control cambiario debe sustituirse por un esquema de compra y venta de divisas que sea justo y transparente, que promueva la competitividad. Estamos trabajando en el diseño de este desmontaje con equipos técnicos y con representantes de los gremios laborales y sindicales convocados por nosotros y por la Mesa de la Unidad. Por supuesto, hay que ir haciéndolo de manera gradual y
cuando estén dadas las condiciones.

-Dicen que el pueblo de Israel es el pueblo elegido. Usted lleva sangre judía por su abuela. ¿Qué le dejo esa herencia como enseñanza de vida?

-Definitivamente lo vivido por mis abuelos durante la Segunda Guerra Mundial me ha enseñado a ser perseverante y a luchar contra las injusticias y la opresión. Pero también, el hecho de que mi familia, como miles que llegaron a Venezuela de distintos países, fue recibida por nuestra tierra para establecerse y crecer, me hace ser muy agradecido. Aunque vengo de una familia judía, fui educado bajo los principios del catolicismo, eso me hizo creyente y ante todo mariano, pero también me enseñó a ser tolerante y respetuoso con distintas creencias y religiones. El respeto hacia el otro es un valor fundamental.

-A lo largo de su carrera política Usted nunca ha huido, nunca ha retrocedido, e incluso estuvo preso, ¿Qué ha aprendido de eso?

-La cárcel cuando es injusta pesa el doble. En la cárcel uno afianza los principios, los valores, las creencias, la religión. Ese tiempo en la cárcel sirvió para incrementar esas ganas de tener un país donde la justicia sí funcione, donde exista independencia de poderes, un país enrumbado hacia el progreso.

-Ud. Se ha enfrentado en varios procesos electorales como Alcalde del Municipio Baruta y Gobernador de Edo. Miranda donde ha sido triunfador. Si Ud. No gana el 7- O como asumiría una derrota HCR. Qué rol asumiría a partir de ese momento?

-Así es, nunca he perdido una elección, todo lo que he logrado ha sido a través del voto, con el apoyo de la gente. Eso significa una gran responsabilidad y siempre la hemos asumido con mucha seriedad, y esa ha sido una de las razones del apoyo de miles de venezolanos hacia este proyecto, observar una gestión que siempre ha trabajado para todos por igual, sin distinción. Cuando decidimos tomar este reto decidimos apostar al triunfo y no al fracaso. Estamos enfocados en obtener el triunfo el 7-O. El 7-O ganará el
progreso.

Entrevista de: Armando Chirinos.

Lea la noticia completa en Venezuela Al Di­a
 

Etiquetas: