Los escenarios que esperan a Venezuela post elecciones presidenciales Hace muchos años que una elección presidencial en Venezuela no acaparaba tanto atención mediática internacional como la del domingo 7 de octubre.

Hugo Chávez busca continuar en el poder por 6 años más y completar así las dos décadas, mientras que su contrincante, Henrique Capriles, confía en sacar del poder al Mandatario e iniciar “una nueva era” para el país.

Emol conversó con el analista internacional Libardo Buitrago, quien comentó el impacto que tendrán los comicios y un eventual triunfo de cualquiera de los candidatos.

Escenario actual

“Ésta es la primera vez que Chávez se ha enfrentado a una oposición inteligente que entendió que la unidad era la única manera de enfrentar a una fuerza política, a un animal político como lo es Hugo Chávez”, señala.

Para el experto, la estrategia del Gobernante ha estado b sido en “denigrar constantemente” a Capriles, lo que demuestra que “está muy preocupado”.

Por lo mismo, Buitrago repara en que una elección tan abierta como la que enfrenta Venezuela se definirá en captar el número de indecisos (bordea el 11%) y en reducir el nivel de abstención.

“En esta elección tan reñida va a ganar aquel candidato que logre penetrar esas dos capas del electorado”, agrega y advierte un factor clave: el alto número de electores colombianos (4 millones de un total de 19 millones de votantes), “lo cual también podría ser decisivo. Todo dependerá de cada candidato”.

Chávez: “Más de lo mismo”

Ante la opción de que el Gobernante consiga un triunfo, el experto sostiene que “vamos a tener más de lo mismo, en el sentido en que con los indicadores que hoy tiene Venezuela, es muy difícil que él haga políticas para resolverlos”.

Según Buitrago, Chávez tiene cinco indicadores que en cualquier país lo hubiesen sacado del poder: inseguridad pública; la alta tasa de homicidios (sobre 19 mil); inflación de dos dígitos (sobre 22%); poco poder productivo; y continuos racionamientos en servicios públicos.

“Cualquier presidente de otra nación que se presentara sería ampliamente derrotado. Sin embargo, Chávez por lo que es, una figura nacionalista y caudillista, logra mantener y preservar un núcleo duro del chavismo”, comenta.

En ese sentido, Buitrago recalca que la reelección del Jefe de Estado no representa “ningún cambio sustantivo”, en lo respectivo a la política, “ni en lo interno ni externo”.

“La pregunta que va a surgir al día siguiente será cuál es el estado de salud que el Presidente tiene para gobernar a la nación”, asevera.

El desafío de Capriles: Doblegar la oposición

Para Buitrago, la preocupación de una eventual victoria del candidato de la Mesa de la Unidad Democrática, Henrique Capriles, radica en que si el Gobierno de Chávez acatará dicho resultado.

“Un triunfo de Capriles tendría que ser reconocido inmediatamente no solamente por Hugo Chávez sino que también por los organismos chavistas, ya que son vigilados permanentemente por la comunidad internacional”, plantea.

A esto, agrega, se suma otra: ¿Cómo va a ser la construcción del compromiso de gobernabilidad de la oposición?.

“Lo más cierto es que antes de dejar el poder, Chávez va a hacer leyes de amarre y evidentemente los dos primeros años de Capriles van a hacer dedicados más al desamarre de eso que en poner de inmediata ejecución lo que es el programa que ellos propusieron”, augura.

En esa cuerda, según Buitrago, el Mandatario -de salir derrotado- realizará una férrea oposición que cuestionará en todo momento al accionar del gobierno.

“Será esencial que Capriles se levante como una figura de conciliación considerando la alta polarización política de Venezuela”, ya que sólo así “podría superar los obstáculos si sigue en la conciliación”, dice.

Respecto a las relaciones exteriores, el futuro para el opositor no es fácil: tendrá que relacionarse con países como Bolivia, Cuba y Nicaragua, aliados de Chávez.

“Capriles lo que va a hacer entonces es preservar una nueva relación, intentar que lo entiendan a él en su nuevo rol de estadista sin una intervención”, agrega.

Lea la noticia completa en El Mercurio OnLine (Chile)
 

Etiquetas: