PSUV teme debacle en las elecciones de gobernadores Un escenario que temen los pesuvistas es que la oposición acuda a votar masivamente, y no sólo mantenga las gobernaciones que ejercen en la actualidad, sino que además ganen en Aragua, Bolívar, Mérida, Monagas y Anzoátegui, explicó el psicólogo Vladimir Gessen. “El ejercicio del poder genera beneficios. Cada gobernador -al igual que el presidente a nivel nacional- es el principal empleador en cada región, el administrador de los contratos que otorga cada Estado y el primordial favorecedor de las ayudas requeridas por la población más necesitada. También, maneja la principal maquinaria política en cada región, la del gobierno local” aseveró.

Para Gessen la campaña para elegir a gobernadores se hace a nivel provincial y los medios de comunicación del sitio, diarios, radioemisoras, televisoras regionales y periódicos digitales mantienen una relación constante con los dirigentes políticos de la región, quienes ejercen una mayor influencia que la prensa nacional y que el propio presidente de la Republica. Además –dijo- Hugo Chávez no está haciendo campaña a favor de los candidatos del PSUV en las regiones. Incluso, señaló que él ya había hecho su campaña y había ganado. Es decir, cada candidato pesuvista corre solo en esta ocasión. Chávez –esta vez- no les está levantando la mano. Por ello, en Aragua a Tarek El Aissami no le va bien. En Bolívar, Andrés Velázquez, ahora candidato único de la oposición, se puede imponer. En Mérida, ni siquiera ganó Chávez las presidenciales. El Gato sigue fuerte en Monagas y apoyado por la oposición. Y en Anzoátegui, Aristóbulo no lleva las de ganar. En otros estados el PSUV está dividido.

Este escenario –continuó el psicólogo- es el único que explica por qué el empeño del gobierno por imponer las comunas. Este escenario es el talón de Aquiles de un gobierno “comunistario”. Así podría quitarle poder a las gobernaciones en manos de la oposición y darle todo el poder a los “soviets” o comunas, dirigidos directamente por el autócrata de turno en Miraflores. Pareciera que quieren repetir la experiencia de Caracas, donde, después de ganar Antonio Ledezma, le quitaron la mayoría de las funciones a la Alcaldía.

Otra razón que mueve al pesuvismo a promover una constituyente o una enmienda –según Gessen- es claramente el asunto de la salud de Hugo Chávez, porque de presentarse una ausencia absoluta por razones de enfermedad, de acuerdo a la Constitución, el vicepresidente estaría a cargo pero solamente por el corto lapso hasta las nuevas elecciones, donde evidentemente la oposición podría ganar las presidenciales, dado que el vacío de Chávez en el oficialismo no podría ser llenado en tan corto tiempo. La idea sería reformar este articulado y lograr que el vicepresidente en ejercicio, en el caso de faltar Hugo Chávez, quede por el resto del período constitucional.

Por último Gessen afirmó que “este escenario solamente se produciría si los votantes que lo hicieron por la alternativa de la Mesa de la Unidad salen a votar de forma masiva. Por ello, quizás el PSUV -y sus rectoras- hacen todo lo posible para desilusionar o decepcionar a los votantes opositores y lograr una alta abstención en las filas democráticas. Para los oficialistas, si la alternativa democrática gobernara en la Alcaldía Mayor de Caracas, en Miranda, Aragua, Carabobo, Lara, Zulia, Mérida, Táchira, Bolívar, Monagas, Anzoátegui, Amazonas y Nueva Esparta sería un desastre, y perderían el impulso de ganador que obtuvo Chávez el 7 de octubre”.

Lea la noticia completa en Informe21.com