Victoria de Chávez alienta el éxodo de venezolanos que prevén problemas económicos En tanto, las empresas que ya están funcionando en Venezuela podrían reducir sus operaciones para disminuir la exposición a políticas económicas adversas, dijo Alberto Ramos, economista senior en Goldman Sachs Co. en Nueva York. Juan Ibarra, un cirujano de Caracas de 35 años, se prepara para emigrar después de que el presidente venezolano Hugo Chávez consiguiera otro mandato de seis años el 7 de octubre. “No quiero irme pero, en resumidas cuentas, cada día el gobierno hace peligrar mi profesión”, dijo Ibarra, quien teme que Chávez pueda ampliar el control estatal sobre las clínicas y regular los salarios de los médicos, en una entrevista telefónica el 8 de octubre. “No tengo más opción que empacar mis maletas y tenerlas listas”.

Chávez, que ha confiscado más de 1.000 empresas o sus activos desde que fue electo por primera vez en 1998, podría sentirse animado por esta victoria a impulsar más absorciones y controles de precios como los que han asustado a los inversores, dijo Bret Rosen, estratega de deuda latinoamericana en Standard Chartered Bank. También devaluará la moneda para aumentar los ingresos de las ventas petroleras y pagar el gasto preelectoral desenfrenado, alimentando la inflación, dijo Rosen.

“Me cuesta pensar que habrá moderación en los próximos meses”, dijo Rosen en una entrevista desde Nueva York. “El crecimiento bajará el próximo año después de que el gobierno gastó como loco para comprar la elección. Venezuela debe devaluar para tapar el déficit ya que el sector privado debilitado no está en condiciones de suavizar el aterrizaje”.

Ibarra no es el único que analiza la posibilidad de irse. El tráfico en MeQuieroIr.com, un sitio de Internet venezolano que ofrece información a quienes quieren emigrar, se triplicó hasta 180.000 visitas diarias después de que Chávez ganó por un margen de 11 puntos porcentuales, dijo la directora de la empresa, Esther Bermúdez. La mayoría de las consultas corresponde a profesionales de clase media, dijo.

Ibarra, que intenta trasladar a su familia a los Estados Unidos, estimó que le llevaría siete años llegar al mismo nivel de remuneración que tiene en Venezuela.

Pesimismo de los inversores

Los inversores comparten el pesimismo de Ibarra en cuanto al futuro de Venezuela con Chávez. Los bonos públicos de referencia experimentaron el martes la mayor caída desde octubre de 2008 en la primera jornada completa de operaciones en los mercados de bonos estadounidenses después del feriado del 8 de octubre.

El rendimiento de los bonos con vencimiento en 2027 subió 5 puntos básicos, o sea 0,05 puntos porcentuales, hasta 11,16 por ciento, a las 9:53 horas de ayer en Caracas, según datos compilados por Bloomberg. El precio de los bonos cayó 0,35 centavos de dólar hasta 88,27 centavos.

La inversión extranjera en el productor de petróleo más grande de Sudamérica ya se redujo, cayendo 58% hasta un promedio de US$1.050 millones anuales, dijo la unidad Latinoamericana de las Naciones Unidas, CEPAL, en un informe fechado el 3 de mayo. La inversión habría caído más si las empresas hubieran estado autorizadas a sacar sus ganancias del país en los últimos años, dijo.

Inversión congelada

Otros seis años de gobierno de Chávez traerán aparejado un congelamiento virtual de la inversión externa, en tanto los bancos y los minoristas de alimentos son los que siguen en la lista de posible confiscación, dijo Juan Pablo Fuentes, analista de Moody’s Analytics Inc. en West Chester, Pensilvania.

“Desde el punto de vista de la inversión privada, no es una buena noticia”, dijo Fuentes. “El margen de victoria da a Chávez el consentimiento del país a seguir el camino hacia una economía con más intervención estatal”.

Las empresas que ya están funcionando en Venezuela podrían reducir sus operaciones para disminuir la exposición a políticas económicas adversas, dijo Alberto Ramos, economista senior en Goldman Sachs Co. de Nueva York.

Empresas como Procter & Gamble Co, Colgate-Palmolive Co. y Johnson & Johnson han tenido que bajar los precios en productos como la pasta dental, el papel higiénico y el cloro después de que Chávez fijó precios máximos a 19 productos de consumo para el hogar en abril con el fin de bajar la inflación. Afirmando que los topes de precios son necesarios para combatir lo que ha llamado la “especulación capitalista”, Chávez amenazó con nacionalizar a todas las empresas que no cumplan.

Desinversión

“Probablemente veamos desinversión y a un puñado de empresas adoptando medidas muy defensivas para no pisar fuerte en el terreno”, dijo Ramos en una entrevista telefónica desde Nueva York.

Chávez rechazó ayer las predicciones de futuros inconvenientes económicos.

“Ahora están diciendo que con la victoria de Chávez la economía se hundirá”, dijo en comentarios difundidos en la televisión estatal. “Nuestra economía es una de las que más crece en la región y tenemos varios indicadores de crecimiento muy positivos”.

Algunos analistas dicen que si bien la economía de Venezuela crecerá menos en 2013, la desaceleración no será tan sombría como proyecta la mayoría. Según la Perspectiva Económica Mundial del Fondo Monetario Internacional, la economía de Venezuela crecerá 3,3% el año próximo en tanto la inflación llegará hasta 28,8%.

Los ingresos más altos del petróleo también podrían beneficiar al gobierno. Los futuros del petróleo alcanzaron ayer su nivel más alto en ocho días. El petróleo crudo para entrega en noviembre subió US$ 3,06 hasta US$ 92,39 el barril en la bolsa de Nueva York, el cierre de posición más alto desde el 1 de octubre. Los precios subieron 20 centavos este mes, luego de un avance de 8,5% en el tercer trimestre.

El mes pasado Chávez dijo en una conferencia de prensa que algunos venezolanos podrían decidirse a abandonar el país si era reelecto, pero los ha instado a quedarse.

Es probable que su exhortación caiga en oídos sordos. El crimen en alza, la mayor persecución política y las perspectivas profesionales más limitadas están llevando a la clase media a irse del país.

Lea la noticia completa en Informe21.com
 

Etiquetas: